Hebrón

El control de nuestra vida

No tomemos el control de nuestra vida por nuestra propia mano, nuestra vida sin Dios, carece de propósito, de valor, creemos ser buenos cuando la realidad es que vivimos como muertos, perdidos y con la necesidad de un Salvador.

Dios ve nuestra condición y nos hace un llamado irresistible a su Hijo Jesús, nuestra salvación no se encuentra en nosotros o las cosas temporales de este mundo o la manera en que controlemos nuestra vida, nuestra salvación se encuentra en la persona de Jesús.

Entreguemos nuestras vidas vacías y perdidas en lo temporal, basta ya de crecer en nuestro egoísmo y comencemos a vivir en Espíritu y en verdad, la vida se encuentra con Cristo, ver más allá de lo temporal y poner nuestros ojos en la eternidad.

Él sabe nuestras necesidades antes de que se las digamos, sus pensamientos son de bien y no de mal, en medio de tanta inmoralidad e injusticias, que mejor que estar en las manos de Dios Santo, Todopoderoso y Soberano.

Viviendo a nuestra manera lo único que conseguimos es perdernos cada día porque…

“Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará”. (Lucas 17:33)

Deja tu vida en las manos del creador del universo, confía en su soberanía de Cristo. Créeme esta mejor en sus manos. Estamos mejor en Cristo.

Comentar